Porcelana


La porcelana

La porcelana es un material muy duradero para una vajilla.

Soporta altas temperaturas y la mayor parte de las vajillas fabricadas en este material son aptas para su uso con el lavavajillas y el microondas.

La mejores vajillas de porcelana son, usualmente, la elección más adecuada para vestir la mesa en ocasiones señaladas.

Puedes comprobar la calidad de la porcelana simplemente poniendo una mano tras el plato y dirigiendo éste hacia la luz. Si la porcelana es de calidad, deberías ver a través suyo la sombra de la mano.

El material que vino de China

Aunque el origen de la palabra es italiano, la porcelana es una loza fina que ya se hacía en China entre los siglos VII y VIII.

El explorador y mercader Marco Polo fue el responsable de introducirla en Occidente.

Las primeras importaciones comerciales de esta cerámica en Europa tuvieron lugar a mediados del siglo XIV.

Los europeos pasaron muchos años tratando de descubrir la fórmula de la fabricación de la porcelana sin resultados positivos.

Las pruebas realizadas no llegaban ni de lejos a conseguir el nivel de calidad que imprimían al material sus creadores originales .

Por eso, la porcelana que se utilizaba en Europa era importada y, por lo tanto, carísima.

La vajilla de las clases altas

Tendrían que pasar tres siglos, hasta que se dió con la fórmula.

La porcelana pudo empezar a fabricarse, primero artesanalmente y después ya de modo industrial, en el siglo XVIII.

Frente al uso generalizado de la loza en la restauración -más basta y barata-, las vajillas de porcelana quedaron relegadas al ámbito de pequeñas y exquisitas colecciones.

Estas series selectas apenas traspasaban el umbral doméstico.

Las vajillas de porcelana eran un signo inequívoco de distinción y elegancia entre las clases altas a la hora de vestir la mesa.

Aparte de la porcelana oriental, la de Limoges era a más valorada por su fineza y excelente fabricación.

La porcelana en España

En España destacó la Real Fábrica de porcelana del Buen Retiro de Madrid.

Esta fábrica fue destruida por el ejército inglés en la batalla del Retiro el 13 de agosto de 1812.

También es reseñable en España la fábrica de porcelana de Sargadelos, en Lugo.

Esta fábrica contuvo el primer alto horno del sur de Europa y aún sigue abierta.

Finalmente, en el siglo XX los avances tecnológicos en la industria facilitaron la fabricación a gran escala y democratizaron el uso de las vajillas de porcelana.

Estas pasaron de ser un preciado servicio de los restaurantes de más alto nivel a un uso más generalizado.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

×
Hola: Soy Vicente
En que puedo ayudarle?